Consultas

Una consulta no es útil cuando es un problema físico y NO se ha consultado con un veterinario previamente, o como sustituto de una revisión veterinaria.

Tampoco funciona como sustituto de un entrenamiento para perros. Los animales han de acoplarse a una cultura que les es totalmente ajena muchas veces suprimiendo sus instintos. Si bien la comunicación telepática puede ser un complemento del entrenamiento, no es un sustituto.

Tampoco es sustituto de una nutrición adecuada o de hacer ejercicio.

La consulta tampoco es útil cuando se hacen preguntas para verificar si la comunicación es verdadera (¿es su plato rojo?, ¿cuál es la fecha de su nacimiento?, o dar datos de animales que no existen). Si hay escepticismo en el humano involucrado, la sintonización con el animal se hace más tenue y difusa.

No realizo consultas con animales si sus personas no las han solicitado (como animales dados en adopción, quienes deben pedirla son sus nuevos cuidadores) ni realizo pesquisas policíacas (solicitar información a un animal sobre ilícitos para saber quiénes participaron en ellos, por ejemplo).